Nuestra Labor Pedagógica

Nuestra labor pedagógica es de un gran compromiso ya que somos conscientes de tener en nuestras manos, pequeñas personas que vienen de sus hogares, protegidos y cuidados, y llegan al Jardín que será el lugar de paso o la transición entre su hogar (la vida privada) y la sociedad (la vida pública). Hacemos que el tiempo que permanecen los niños dentro del jardín sea amable tanto para ellos como para sus familias. Para esto mantenemos abiertos los canales de comunicación entre el hogar y el jardín, queremos que los niños y sus familias sientan que sus sugerencias y opiniones son acogidas por nosotros.

Nos basamos en necesidades e intereses concretos de los niños, nos proponemos objetivos factibles de lograr dentro del tiempo que comprende un año escolar.

Partimos del conocimiento de cada niño como un individuo único y diferente de los demás. Esto se posibilita con el trabajo de grupos pequeños dentro del aula. (máximo 12 niños).

Nuestra metodología se desarrolla a través de talleres lúdicos pedagógicos que abarcan diferentes temas, los cuales se relacionan directamente con el diario vivir de los niños. Estos temas dan la pauta para generar proyectos de aula que surgen de un interés particular o general y así se logra el desarrollo integral de los pequeños de manera vivencial. Para optimizar el logro de los objetivos se planean actividades que abarcan las diferentes dimensiones comprometidas en el desarrollo del niño: cognoscitiva, comunicativa, corporal, ética, actitudes, valores y estética.

Desarrollo Lógico

Comprende actividades que llevan al conocimiento del cómo, por qué y para qué de las cosas. Aquí el niño explora y  descubre el mundo utilizando sus sentidos. Aprende a asimilar, analizar y resolver problemas, aprende haciendo, explorando, descubriendo. Se reta al niño a pensar, comprender y analizar diferentes situaciones. Se construye conocimiento a través de las deducciones que hace el niño y de comparar sus propias opiniones con las de los demás.

Desarrollo Corporal

Implica todas las actividades de movimiento que estimulan el desarrollo físico. Damos mucha importancia al seguimiento del desarrollo del niño y a la adecuada estimulación de procesos básicos de aprendizaje como preparación para aprendizajes más formales (escolaridad). Algunas de estas habilidades comprenden: ejercitación muscular, desarrollo de coordinación viso-motora, auditivo-motora, estimulación sensorial (visual, tactil, vestibular, propioceptiva, auditiva, gustativa, olfativa, auditiva). En este aspecto, damos mucha importancia a lograr un perfecto conocimiento del esquema corporal, ya que es el cuerpo la herramienta para aprender.

Desarrollo Personal

Comprende actividades que permiten la integración social del niño: adaptación, formación de hábitos, valores y todo lo que implique interactuar con otros para lograr convivir en sociedad, respetar normas, respetar a los demás, aceptar la diferencia, aprender a conocer y valorar a su país, amar y respetar la naturaleza. Mediante estas actividades también se persigue educar en el afecto: autoconocimiento, autoestima, conocimiento del otro, pertenencia a un grupo, resolución de conflictos,  entre otros.

Desarrollo Comunicativo

Compromete todas las formas de expresión que comprende la comunicación. Se estimula el desarrollo de observación y de la escucha, se desarrollan habilidades de expresión corporal y gestual. Se estimula la participación, toma de decisiones, expresión libre de sentimientos, pensamientos, opiniones. Se inicia la educación en una segunda lengua (inglés) por medio de la comprensión de comandos sencillos que hacen parte de la vida diaria del niño: saludar, despedirse, dar las gracias, perdir un favor, entre otros y progresivamente se va aumentando el vocabulario.

Para que el proyecto sea “vivo” contamos con profesionales expertos en el conocimiento de procesos de desarrollo y educación infantil (Licenciados en educación pre-escolar, Terapeutas ocupacionales) y especialistas en la administración de centros educativos. Así como también con el apoyo y participación de los padres de familia en diferentes actividades que hacen posible el adecuado proceso educativo. Los padres de familia participan en talleres o conferencias, se invitan a diferentes actividades que se desarrollan en el jardín, se mantiene comunicación escrita acerca de las novedades y se mantienen las “puertas abiertas” para que ellos puedan comunicar abiertamente sus inquietudes, opiniones o sugerencias.

AQUÍ, LOS NIÑOS APRENDEN DESCUBRIENDO